LA BUENA VIDA

Posted by on

LA BUENA VIDA.

Editorial

Por Javier Orts

España es un país con una calidad de vida innegable. Al hecho de pertenecer a la Unión Europea – con la estabilidad política y financiera que ello implica-  se une el de que su economía, saneada y competitiva y se combina, sobre todo, con una cultura alegre, extrovertida, callejera. El español es simpático, amigable, generoso y dicharachero. Aunque como buen país del Sur de Europa, el español es ruidoso, improvisador y espontáneo.

La calidad de vida de España está directamente relacionada con factores geográficos, es decir, con el buen tiempo. España es un país, en su mayor parte, seco y soleado. Eso hace que el español viva de puertas afuera durante gran parte del año, pasee, alterne muchísimo, coma, consuma y disfrute mucho de sus ciudades y pueblos, playas y campo. Este clima soleado y agradable se multiplica en el amplio litoral. España es una de las mecas del turismo mundial solamente superado en número de visitantes por Estados Unidos y Francia. Como en otros países europeos, el turismo cultural es muy importante y tiene en Madrid, Barcelona y Sevilla sus máximos exponentes, pero el extranjero busca en España, mayoritariamente, sol y playa. Una muy competitiva industria turística con precios muy razonables, oferta muy variada y de gran calidad capaz de atender a miles de persona, enjuga el déficit todos los años de la balanza de pagos. En paralelo a la industria turística corre la de la construcción pues las segundas viviendas inundan el litoral atlántico y mediterráneo con urbanizaciones y edificaciones de muchas gamas. El español medio disfruta de una o dos viviendas. Su domicilio -en una ciudad- y una segunda residencia en la playa o en la sierra, esto es, en el campo. Algunas, más privilegiadas, disfrutan de ambas

Este buen clima debe, a su vez, asociarse al carácter festero del español. El español sale por definición. El universitario español sale de jueves a domingo. Madrid a las doce de la noche podría parecer Roma a las doce de la mañana. El español celebra y convida en bares, restaurantes y discotecas. Tapeos, aperitivo, irse de vinos, la merienda, la última copa. Cualquier excusa es buena para departir con los amigos unas cañas, unos vinos o una copa.

La oferta de ocio es enorme, variada y asequible, cines, teatros de muy cuidada producción, espectáculos musicales, toros y futbol siendo uno de sus clubes, el Real Madrid, el mejor y con mayor presupuesto del mundo seguido muy de cerca por el Barça. El idioma, por otro lado, segundo hablado en el mundo, concentra un movimiento cultural y universitario importantísimo y hermana a España con muchos países del mundo.

España no es un país caro. Al contrario. Comparado con sus vecinos es un país con precios competitivos y una oferta variada y asequible que permite al español disfrutar de la vida. Sí es cierto que los salarios son más bajos si se comparan con los de sus vecinos franceses, alemanes y sobre todo británicos. Pero, por otro lado, artículos prohibitivos en estos países no lo son en España. La calidad de vida se aprecia en la cesta de la compra. La española rebosa productos frescos, carne, pescado, abundantes frutas y verduras, pan y aceite de oliva. Y todo a muy buen precio y de gran calidad. Nada que ver con los hábitos de consumo ingleses, irlandeses o centroeuropeos.

Los servicios públicos españoles destacan también por su eficacia. La Sanidad Publica española es de las mejores del mundo y con una amplísima cobertura en una red de muy buenos hospitales. La educación, a través de un sistema de conciertos con la Administración, provee de enseñanza gratuita en colegios religiosos de gran nivel a una parte muy sustancial de la comunidad escolar excluyendo los dos últimos cursos de Bachillerato. España cuenta con una magnifica red ferroviaria que enlaza a Madrid con las principales capitales a través de la Alta Velocidad, amén de una red de autovías y carreteras y un tráfico aéreo muy importante.

Por supuesto la vida en ciudades como Madrid y Barcelona difiere mucho de la de otras grandes capitales -Valencia, Sevilla o Bilbao- que se traduce en oportunidades laborales, fundamentalmente, dado que sus mercados de trabajo son mucho más activos y demandan mayor número de trabajadores. Los sueldos son sustancialmente más altos pero. De forma pareja, la vida es mucho más cara.

Los salarios varían mucho. El mileurista abunda en la población joven y los menos cualificados. A partir de ahí las cifras se triplican o cuadruplican. El precio de las viviendas también varía mucho. Es difícil encontrar una casa céntrica y pequeña en Madrid por menos de 400.000 euros. Los alquileres son variables pero en Madrid es difícil encontrar nada aceptable por menos de 800 euros. El transporte público es bueno, seguro, limpio y muy utilizado. Aun así, las ciudades soportan un tráfico pesado de vehículos particulares.

España es un país muy seguro. Ello permite una gran actividad nocturna por parte de la gente joven que se desplaza durante toda la noche y la madrugada. Si existe, no obstante, un problema con el alcohol en botellones o quedadas entre los jóvenes.

España es un país que consume. El español se viste y se calza bien. Inditex es la principal industria textil del mundo que inunda con sus diseños y precios competitivos medio mundo, cuyas mujeres se visten en ZARA a muy buen precio. Calzado proverbialmente bueno, joyería, bisutería, complementos. Firmas nacionales e internacionales se distribuyen ampliamente. Y sin los precios italianos o franceses.

El paro es, probablemente, la lacra endémica de la economía española. Castiga más a ciertos estratos -los jóvenes- y va asociada a otros factores tales como la precariedad laboral o los sueldos limitados si se comparan a los países vecinos. Un buen puesto de trabajo es reconocido y bendecido en la sociedad española.

En su conjunto, España es un país donde la gente es feliz. Donde la calidad de vida se aprecia. Las ganas de vivir y de disfrutar de la vida. Muchísimos extranjeros se han afincado en nuestro país en atención a las circunstancias enumeradas en este artículo. Si esto te atrae, te seduce o simplemente te llama la atención nosotros podemos informarte y ayudarte. VIVIR LEGAL EN ESPAÑA precisamente surgió para ayudar a todos aquellos que creen que encontrarán en España la calidad y seguridad en la vida que necesitan. La Buena Vida. Llámanos y te informaremos.

Posted in: Uncategorized